Escena Digital Pergamino

¿Puede adaptarse el teatro independiente?

Apenas se autorizó la apertura de los teatros, hubo una ola de algarabía por parte del sector. No obstante, las problemáticas y las variables son diferentes de acuerdo a quien le atañe. No es lo mismo el teatro oficial, comercial e independiente. 

Mientras que las salas de teatro comercial, y las grandes producciones celebran por el regreso de la actividad, en el teatro independiente continúa la incertidumbre. Hay voces que indicaron que en la reunión que se llevó a cabo este lunes por la mañana en el Centro Cultural Kirchner (CCK) no hubo representantes de la actividad independiente.

Luego de 8 meses una actividad paralizada las pequeñas salas no tienen posibilidad económica para afrontar gastos de adecuación de sistemas de ventilación y desarrollo de sistema de venta de entradas por internet.

Además, el Gobierno Nacional ordenó que las salas podrán funcionar con un aforo del 30%, es decir que en una pequeña sala de 60 espectadores sólo podrán ingresar 18 personas.

Por otro lado, con esas 18 entradas, las cooperativas de teatro y pequeños elencos, deberán afrontar los gastos de alquiler de sala (el 30% de la recaudación bruta) y el porcentaje correspondiente a Argentores (10 %), lo que hace imposible la rentabilidad de cualquier producción.

 Martín Ortíz, del Teatro El Crisol reflexionó: «Los teatros y los artistas que desarrollan su actividad en el prolífico ámbito independiente, ¿tienen que volver a la actividad para ganarse el dinero que necesitan? Con aforo limitado, en las salas de 30, 40 o 60…¿Las salas, los artistas, los técnicos, ganan dinero por las funciones? ¿Cuántos artistas dependen de sus ingresos por cooperativa? ¿Cuántas salas cubrirán su gastos fijos de servicios, alquileres y, en algunos casos, hasta cuotas de préstamos? ¿Cuánto habrá que cobrar las entradas para que a todos les rinda la esperanzadora convocatoria de llenar las salas? ¿Se va a cobrar $700, $800, $900, para que la actividad justifique su inicio en términos económicos? ¿Habrá público que pague esas entradas? ¿Habrá público que pague $350, $400 o $450? ¿Habrá público?»

Por otro lado, empezaron a oírse algunas quejas de los hacedores de la actividad off, el productor Torry Palenzuela (propietario del teatro ‘La Campana’ de Mar del Plata) se quejó por la imposibilidad de vender entradas en la boletería. Vale recalcar que los teatros de la peatonal Rivadavia de la ciudad feliz funcionan con volanteo y venta de entradas en la calle. Actores y volanteros salen a la calle a ‘pescar’ espectadores ofreciendo promociones que se ajustan al bolsillo de cada familia, algo que no podrá hacerse según lo indicado por el Gobierno Nacional.

El empresario Torry Palenzuela, propietario del teatro ‘La Campana’ de Mar del Plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Te gusta el contenido? Compartí en tus redes :-)